Back to Top

Atención: 670838101

La herencia genética y los trastornos mentales

Leer más...

Que la genética influye en el desarrollo del individuo es ineludible. Esto nos lleva a pensar en diferentes patologías a nivel psiquiátrico: psicosis, trastornos bipolares, episodios depresivos, esquizofrenia y muchas otras.

La salud mental de nuestros mayores

Leer más...

Vigilar la salud mental de nuestros ancianos es parte primordial en su actitud cotidiana, ya que son propensos a tener depresión y ansiedad con síntomas propios de cada patología. Muchos tienen cuadros de agitación, no duermen, gritan, lloran, a veces incluso en las noches suelen hablar solos o con gente de su pasado, este cuadro puede aumentar y, por lo tanto, deben ser valorados más exhaustivamente  por el psiquiatra ya que puede deberse a cualquier infección sobreañadida, para ello el médico de familia deberá realizar pruebas y analíticas. Hablamos de infecciones que están relacionadas con la orina o incluso respiratorias, y que además, suelen ser muy frecuentes. No se debe valorar a la ligera a nuestros mayores, es necesario siempre que el profesional mental observe las pruebas realizadas por el médico de familia,  antes de prescribir cualquier fármaco al paciente. A todos los mayores les puede ocurrir que por una infección su sistema locomotor, así como sus funciones mentales se ralenticen o sobre alimente su actividad mental con paranoias y quiebren de alguna manera, o colapsen. Es importantísimo ser muy cuidadosos con la higiene de ellos, pero aún así insistir en la realización de un análisis periódico, para descartar males mayores y siempre consultando al profesional de la salud mental, en este caso al psiquiatra. Recuerde, el control de una sepsis (síndrome de una respuesta inflamatoria en el cuerpo) que afecta gravemente al cerebro del anciano, puede ser de gran ayuda para tener una mayor calidad de vida.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Leer más...

Calidad de vida deteriorada por un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC).

Para mantener una buena calidad de vida es necesario, ante todo, disfrutar de un entorno saludable a nivel mental, dónde las cargas genéticas o los antecedentes familiares con depresión estén controladas a través de un profesional de la salud mental (psiquiatra), pues de alguna forma puede manifestarse a través del llamado TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO (TOC).

¿Por qué los demás huyen de mi lado?

La depresión del tránsito: Depresión Posparto.

 Existen motivos para pensar que la distorsión de la realidad está directamente relacionada con el EGO. El ego es la pieza clave que nos identifica en actitud, humildad y conocimiento del contexto cotidiano pero, cuándo éste dirige la existencia en todo momento, entonces la soledad hace acto de presencia, desencajando la vida porque los demás individuos no quieren pertenecer a un círculo de imposición de ideas, sentimientos y falta de humildad.

El Ego Excesivo o Síndrome de Hubris

El Ego Excesivo o Síndrome de Hubris

Vivimos en una sociedad dónde el ego y el poder, pueden jugar a favor nuestro o en contra, asignándonos equívocamente papeles paranoides, dónde nuestro razonamiento siempre querrá estar por encima de los demás. Si este estado se va agudizando, digamos que entramos en el llamado “síndrome de Hubris”, caracterizado por un ego desmesurado que conlleva a desenfocar la realidad con pensamientos de grandeza y desprecio hacia todo lo que concierne la vida de los demás. Algunas características bastantes reconocibles de este síndrome en el individu@ son: