Trastorno de ansiedad generalizada

Para reconocer el trastorno de ansiedad generalizada es primordial tener en cuenta cuáles son los síntomas que lo define con certeza indiscutible.

A continuación hacemos una relación de síntomas que evidencia la aparición del trastorno:

  • Preocupación excesiva y constante por asuntos o situaciones que son desproporcionados en relación a los acontecimientos.
  • Centrarse y obcecarse con negatividad en el planteamiento de planes así como los resultados.
  • Entender como amenazantes infinidad de situaciones, el individuo como consecuencia siente terror a la hora de hacer frente a éstas.
  • Amplia dificultad para hacer frente a entornos que provocan incertidumbre
  • Indecisión y miedo a equivocarse
  • Ser incapaz de dejar de lado las preocupaciones.
  • Sensación de estar al límite.
  • Falta de concentración.

Entre los síntomas físicos se encuentran:

  • Vértigos, mareos, dolores de cabeza, inquietud, nerviosismo, fatiga, dolores musculares, agitación, sobresaltos, sudoración, irritabilidad, síndrome del intestino irritable, dolor frecuente de cabeza y en muchos casos migrañas, malestar en el estómago (a veces con saltos), sensación de falta de aire, etc.

La persona que se encuentra en un estado de ansiedad generalizada es incapaz de relajarse y siempre se encuentra alerta, ya que piensa que algo negativo está por ocurrir.

Es un sin vivir que al paciente va debilitando y por lo tanto su calidad de vida (trabajo y relaciones familiares y amigos) se ve afectada con negatividad desmesurada.

Ante tanta inquietud es necesario acudir al psiquiatra para recibir la ayuda adecuada. Éste valorará el estado del paciente y su nivel de desconexión con la realidad.

Los factores biológicos y ambientales suelen ser las causas que por lo general despiertan el síndrome en muchos individuos (alteración en la función del cerebro, experiencias negativas o traumáticas y la herencia genética).

Si el paciente se ve incapacitado para pedir ayuda entonces la familia tiene que responder ante dicha demanda. La rápida reacción puede resolver con más eficacia este silencioso sufrimiento. Pide ayuda enseguida a psiquiatras Las Palmas ya que el trastorno de ansiedad puede ser más difícil de tratar si no se actúa de inmediato.