Síntomas y causas de los trastornos de ansiedad

Viven al límite o eso es al menos lo que sienten muchos hombres y mujeres, que cada día sufren una constante ansiedad o el llamado trastorno de ansiedad generalizada, dónde la angustia se instala en sus vidas de manera libre y flotante. La aprensión, dificultad para concentrarse en tareas cotidianas o simples, dar vueltas a todos y cada uno de los pensamientos, así como perder la noción del tiempo, suelen ser en gran medida el detonante para lo que viene a continuación: mareos, temblores, tensión muscular, sudoración, palpitaciones, en fin, una serie de síntomas que sin razón alguna reglamentan la vida diaria de la paciente o el paciente, llevándoles a un estado de constante alerta.

Ataques de ansiedad: ¿por qué aparecen?

Ellos querrán controlar su pequeña parcela (espacio – tiempo) del hogar o del trabajo a través de anotaciones, orden en la casa, oficina, silencio, etc, para sentirse más protegidos de sus ataduras invisibles cotidianas, pero desgraciadamente no será suficiente. Sobre todo, será muy preocupante cuando los episodios de ansiedad se reiteren por varias semanas seguidas, creando un estrés ambiental crónico. Es muy necesario que la persona afectada acuda a un especialista de la salud mental, en este caso hablamos del psiquiatra quien dará con las connotaciones oportunas para encauzar la ansiedad.

¿Por qué siento una constante ansiedad?

Por otro lado además de los adultos, tengamos en cuenta a los niños pues si denotamos una necesidad constante de seguridad y repetidas quejas corporales (inseguridades, miedos, tristeza), hay que recurrir también y rápidamente al especialista mental y someter cuidadosamente al menor a un estudio, para controlar a tiempo dicha ansiedad.

Ansiedad generalizada: la preocupación constante por todo

Cuando la ansiedad domina tu vida

La ansiedad y sus consecuencias

Acabar con la Ansiedad y restablecer la normalidad

El ímpetu por trabajar quedó atrás, la ansiedad no me deja avanzar