La Influencia de las estaciones en el Trastorno Bipolar

Los síntomas del trastorno bipolar y cómo nos afecta en nuestra vida

El trastorno bipolar se adueña constantemente, y por así decirlo, de las emociones de los enfermos que presentan este trastorno. Estos enfermos, necesitan sentir el equilibrio en sus vidas ya que se tambalean, por etapas, entre la alegría y la tristeza, ambas desmedidas y fuera de toda lógica, por lo que es muy necesario tener un constante seguimiento por parte de su psiquiatra y mucho apoyo por el lado familiar. Estos episodios severos de cambios se producen con asiduidad pudiendo permanecer en uno de los dos estados, antes mencionados, durante semanas, y de repente, pasar al estado contrario sin previo aviso; por lo general son tres semanas de tristeza y dos de euforia. En ambos casos la inestabilidad del enfermo es muy dominante así como peligrosa e incapacita al individuo a llevar una vida relativamente normal.

El trastorno bipolar está directamente relacionado con el entorno en el que se encuentre la persona afectada con dicho síndrome.

Podemos decir que las estaciones del año son, en directa medida, el termómetro más fiable del estado anímico de dichas personas; sentirse hundido o pletórico va con cada estación, también depende del carácter del individuo. Por ejemplo, el otoño es pura melancolía y todo parece en penumbra, la bipolaridad y su “tristeza” se manifiesta en un alto porcentaje de afectados con mayor frecuencia. Hay que prestar especial atención al momento de transición del verano hacia el otoño y, de igual manera, del invierno a la primavera, en este caso la primavera revoluciona al afectado y nos podemos percatar de su sensibilidad para lograr altas dosis de euforia y alegría desmedida. El equilibrio emocional se consigue a través de medicación recomendada por el psiquiatra y siempre que se tome dicha medicación de acuerdo a la prescripción indicada. Es importante, tener en cuenta los momentos de desarrollo de los cambios e informar al especialista.

El trastorno bipolar, también conocido como enfermedad maníaco-depresiva, es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por cambios extremos en el estado de ánimo, la energía y la actividad. Estos cambios se manifiestan como episodios de manía y depresión. Aquí hay una descripción general de los síntomas y causas del trastorno bipolar:

Síntomas:

Episodios maníacos: Durante los episodios maníacos, la persona puede experimentar una elevación extrema del estado de ánimo, aumento de la energía, pensamientos acelerados, comportamientos impulsivos, falta de sueño, irritabilidad y una sensación general de euforia.

Episodios depresivos: Durante los episodios depresivos, la persona puede experimentar una profunda tristeza, falta de energía, cambios en los patrones de sueño, pérdida de interés en actividades previamente disfrutadas, dificultades de concentración y, en algunos casos, pensamientos suicidas.

Episodios mixtos: Algunas personas con trastorno bipolar pueden experimentar episodios mixtos, donde los síntomas de la manía y la depresión ocurren simultáneamente. Esto puede llevar a una agitación extrema y un riesgo aumentado de comportamientos impulsivos.

Ciclos: Los episodios maníacos y depresivos tienden a ocurrir en ciclos, con períodos de estado de ánimo normal entre ellos. La duración y la intensidad de estos episodios pueden variar.

Causas:

Factores genéticos: Existe evidencia de que hay un componente genético en el trastorno bipolar. Si tienes familiares cercanos con trastorno bipolar, tu riesgo de desarrollar la enfermedad puede aumentar.

Factores neuroquímicos: Los desequilibrios en los neurotransmisores, como la serotonina, la dopamina y la noradrenalina, pueden desempeñar un papel en el trastorno bipolar.

Cambios en el cerebro: Las investigaciones sugieren que las alteraciones en la estructura y la función del cerebro, particularmente en áreas asociadas con el control del estado de ánimo, pueden estar relacionadas con el trastorno bipolar.

Eventos de la vida: Experiencias estresantes o traumáticas pueden desencadenar episodios en personas genéticamente predispuestas al trastorno bipolar.

Abuso de sustancias: El abuso de drogas o alcohol puede desencadenar o exacerbar los síntomas del trastorno bipolar.

Es importante destacar que el trastorno bipolar es una enfermedad médica que requiere tratamiento. La combinación de medicamentos estabilizadores del estado de ánimo, terapia psicológica y apoyo social puede ser efectiva para gestionar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas con este trastorno. Si sospechas que tú o alguien que conoces puede tener trastorno bipolar, es fundamental buscar ayuda profesional.

La Influencia de las estaciones en el Trastorno Bipolar

Más sobre La Influencia de las estaciones en el Trastorno Bipolar

Nullam quis risus eget urna mollis ornare vel eu leo. Aenean lacinia bibendum nulla sed 

Tratamientos Psiquiatras Las Palmas
Subscribe to get 15% discount