La salud mental de nuestros mayores

Ayuda y tratamiento psiquiátrico para la salud mental de nuestros mayores

Vigilar la salud mental de nuestros ancianos es parte primordial en su actitud cotidiana, ya que son propensos a tener depresión y ansiedad con síntomas propios de cada patología. Muchos tienen cuadros de agitación, no duermen, gritan, lloran, a veces incluso en las noches suelen hablar solos o con gente de su pasado, este cuadro puede aumentar y, por lo tanto, deben ser valorados más exhaustivamente  por el psiquiatra ya que puede deberse a cualquier infección sobreañadida, para ello el médico de familia deberá realizar pruebas y analíticas.

Infecciones en los ancianos

Hablamos de infecciones que están relacionadas con la orina o incluso respiratorias, y que además, suelen ser muy frecuentes. No se debe valorar a la ligera a nuestros mayores, es necesario siempre que el profesional mental observe las pruebas realizadas por el médico de familia,  antes de prescribir cualquier fármaco al paciente. A todos los mayores les puede ocurrir que por una infección su sistema locomotor, así como sus funciones mentales se ralenticen o sobre alimente su actividad mental con paranoias y quiebren de alguna manera, o colapsen.

La higiene es fundamental

Es importantísimo ser muy cuidadosos con la higiene de ellos, pero aún así insistir en la realización de un análisis periódico, para descartar males mayores y siempre consultando al profesional de la salud mental, en este caso al psiquiatra. Recuerde, el control de una sepsis (síndrome de una respuesta inflamatoria en el cuerpo) que afecta gravemente al cerebro del anciano, puede ser de gran ayuda para tener una mayor calidad de vida.

La salud mental se refiere al estado general de bienestar emocional, psicológico y social de una persona. Incluye la capacidad de gestionar el estrés, relacionarse con los demás, tomar decisiones, y enfrentar los desafíos de la vida. La salud mental es fundamental para el funcionamiento diario, el rendimiento académico, laboral y las relaciones interpersonales.

Algunos aspectos clave de la salud mental incluyen:

  1. Bienestar emocional: Comprende la capacidad de manejar las emociones de manera saludable, reconocer y expresar los sentimientos de manera adecuada.
  2. Autoestima: Tener una imagen positiva de uno mismo y desarrollar una autoestima saludable es esencial para una buena salud mental.
  3. Relaciones interpersonales: Mantener relaciones saludables y satisfactorias con los demás es crucial. La calidad de las conexiones sociales puede tener un impacto significativo en la salud mental.
  4. Resiliencia: La capacidad de afrontar y superar adversidades, aprender de las experiencias difíciles y adaptarse a los cambios es un componente importante de la salud mental.
  5. Equilibrio entre trabajo y vida personal: Encontrar un equilibrio entre las demandas laborales y personales es esencial para prevenir el agotamiento y mantener la salud mental.
  6. Manejo del estrés: Desarrollar estrategias efectivas para manejar el estrés es crucial. Esto puede incluir técnicas de relajación, ejercicio físico, y prácticas de mindfulness.
  7. Apoyo social: Contar con una red de apoyo social sólida puede ser beneficioso para la salud mental. La comunicación abierta y el apoyo mutuo son fundamentales.

La salud mental en las personas mayores es un aspecto crucial de su bienestar general. A medida que envejecemos, enfrentamos una serie de cambios físicos, sociales y emocionales que pueden afectar nuestra salud mental. Aquí hay algunos aspectos a tener en cuenta con respecto a la salud mental de los adultos mayores:

Ajustes a cambios físicos: El envejecimiento a menudo viene acompañado de cambios físicos, como la pérdida de la función cognitiva, problemas de movilidad y enfermedades crónicas. Estos cambios pueden afectar la salud mental, pero existen estrategias y tratamientos para manejarlos.

Aislamiento social: La soledad y el aislamiento social son factores de riesgo para problemas de salud mental en los adultos mayores. Mantener conexiones sociales, ya sea a través de actividades comunitarias, la familia, o amistades, es fundamental para su bienestar emocional.

Pérdida de seres queridos: A medida que envejecemos, es probable que enfrentemos la pérdida de amigos y familiares. El duelo y la adaptación a estas pérdidas son procesos emocionales importantes.

Adaptación a cambios de roles: La jubilación y otros cambios en roles sociales pueden tener un impacto en la identidad y la autoestima. Encontrar significado y propósito en nuevas actividades y roles es esencial.

Condiciones de salud mental preexistentes: Las condiciones de salud mental que han estado presentes a lo largo de la vida, como la depresión o la ansiedad, pueden persistir o surgir en la vejez. Es importante abordar estas condiciones con la debida atención y tratamiento.

Cuidado de la salud física: Existe una conexión directa entre la salud mental y física. El ejercicio regular, una dieta equilibrada y el manejo adecuado de las condiciones médicas pueden tener un impacto positivo en la salud mental de los adultos mayores.

Acceso a servicios de salud mental: Garantizar que los adultos mayores tengan acceso a servicios de salud mental es fundamental. Esto incluye la disponibilidad de profesionales capacitados, programas de apoyo y servicios comunitarios.

Promoción de la autonomía: Fomentar la autonomía y la toma de decisiones en la medida de lo posible es importante para preservar la salud mental de los adultos mayores. Esto puede incluir la participación en decisiones sobre su atención médica y estilo de vida.

El apoyo de familiares, amigos y profesionales de la salud, así como la promoción de entornos que fomenten la inclusión social y el respeto a la dignidad de las personas mayores, son componentes esenciales para mantener y mejorar la salud mental en la vejez. Además, desterrar estigmas asociados con la salud mental en todas las edades contribuye a crear comunidades más comprensivas y solidarias.

Si alguien experimenta problemas de salud mental, es importante buscar ayuda profesional. Los profesionales de la salud mental, como psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales, pueden ofrecer apoyo y tratamiento. También existen recursos comunitarios y organizaciones que brindan asistencia en temas de salud mental.

Es esencial destigmatizar los problemas de salud mental y fomentar un entorno en el que las personas se sientan cómodas buscando ayuda cuando la necesitan.

La salud mental de nuestros mayores Psiquiatras Las Palmas Médico Especialista en Psiquiatra

Más sobre La salud mental de nuestros mayores

Nullam quis risus eget urna mollis ornare vel eu leo. Aenean lacinia bibendum nulla sed 

Tratamientos Psiquiatras Las Palmas
Subscribe to get 15% discount